Tres pasos con semáforos sustituirán a los pasos subterráneos de Retuerto y Kareaga

Las entradas a los túneles se cerrarán de manera definitiva
Las entradas a los túneles se cerrarán de manera definitiva
Las obras ya han comenzado y tendrán una duración de cuatro meses
Tres pasos con semáforos sustituirán a los pasos subterráneos de Retuerto y Kareaga

Barakaldo acaba de iniciar las obras para cerrar de manera definitiva los túneles de Retuerto y Kareaga. Este se convertirá en el tercer punto inseguro que el Ayuntamiento de Barakaldo cierre en los últimos tres años, gracias a la colaboración interinstitucional lograda por la alcaldesa, Amaia del Campo, mediante convenios con el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia. En concreto, en este caso se instalarán tres pasos de peatones regulados por semáforos y se renovarán las aceras. 

El proyecto actuará sobre los pasos subterráneos que se encuentran junto a la N-634 en Kareaga, a la altura del grupo Villa Castaños, y en el que se encuentra en la calle Retuerto, en la zona donde finaliza la zona residencial. Ya se han encargado los semáforos y la señalética y la obra civil se iniciará en el paso intermedio, el que no afecta al tránsito peatonal, para no generar molestias a las y los vecinos durante las fiestas navideñas. “Antes las ciudades se desarrollaban sin tener en cuenta cuestiones como la accesibilidad o la seguridad para las mujeres. En Barakaldo teníamos un buen ejemplo de ello, con la construcción de varios túneles subterráneos que servían para salvar las carreteras o las vías del tren. Las instituciones debemos trabajar de manera conjunta para ofrecer soluciones más seguras y accesibles a la ciudadanía, y esta obra es precisamente fruto de ese trabajo conjunto que hemos realizado con la Diputación Foral de Bizkaia”, ha explicado Del Campo en la presentación de la obra llevada a cabo esta mañana. 

Se crearán pasos de peatones con tres semáforos, uno junto a Villa Castaños, en Kareaga; en el cruce de la N-634 con la calle José Vara y el tercero en la calle Retuerto, entre el arroyo del río Galindo y el paso inferior que se anula. Además, se mejorarán los itinerarios peatonales a lo largo de la antigua nacional 634 y se generará una nueva zona ajardinada en uno de los actuales accesos del túnel de Retuerto. Las entradas a los túneles se cerrarán de manera definitiva mediante muros de hormigón armado. Y, por último, se instalarán nuevas luminarias junto al campo de fútbol. 

El Ayuntamiento ha invertido 235.788,80 euros, que han sido aportados a través de un convenio de colaboración con la Diputación Foral de Bizkaia. Las obras tienen una duración de cuatro meses. 

Tercer túnel subterráneo cerrado de manera definitiva 

Con estos trabajos se lograrán cerrar de manera definitiva los túneles de Retuerto y Kareaga, al igual que sucediese en 2017 en el barrio barakaldés de Burtzeña, donde gracias también a un convenio de colaboración con la Diputación Foral de Bizkaia se lograron cerrar los dos pasos subterráneos del barrio, creando cruces regulados por semáforos en la superficie. 

Otro acuerdo, pero en este caso con el Gobierno vasco ha permitido que las y los vecinos de Murrieta y Desertu-Berria puedan cruzar las vías del tren a través de una pasarela en superficie. “En 2015 pusimos en marcha una mesa de Puntos Inseguros en la que participan de manera periódica las asociaciones de las mujeres de Barakaldo, personal técnico del Ayuntamiento y partidos políticos. Con la ayuda de estas mujeres estamos logrando mejorar zonas de nuestra ciudad que pudiesen ser puntos inseguros para las mujeres, por lo que nuestras vecinas son las grandes protagonistas de su cierre”, ha concluido la alcaldesa.

Tres pasos con semáforos sustituirán a los pasos subterráneos de Retuerto y Kareaga